lunes, 10 de julio de 2017

Comentario editorial del 09-07-17

 

COMENTARIO EDITORIAL DEL 09-07-17

 

La semana: pues como siempre hemos tenido de todo un poco y cualquiera de las noticias que han sido portada en los medios de comunicación serían válidas para  este editorial. Pero hoy permítanme que me detenga en algo que ha conmovido a este país y que el próximo jueves día 13, se van a cumplir 20 años. Me estoy refiriendo al secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco. Aquel asesinato a cámara lenta,  perpetrado como consumación del chantaje terrorista que exigía el inmediato acercamiento de los presos de ETA al País Vasco pero también como venganza por la reciente liberación de Ortega Lara  tras 532 días de secuestro, produjo en toda España, y muy especialmente en el País Vasco, unas manifestaciones de repulsa jamás vistas. Fue ese un movimiento cívico y espontáneo que desbordó a la clase política, a la que, lejos de reclamar alguna clase de apaciguado entendimiento con los terroristas, exigía el aislamiento social y político del entorno etarra, así como una lucha antiterrorista que hiciera uso de todos los mecanismos del Estado de Derecho.  

Sin embargo, algunos políticos nacionalistas se fueron a por la ETA; pero no para combatirla, precisamente, sino para negociar una tregua bajo el repugnante compromiso de buscar una estructura "única y soberana"  que desembocaría en "El Pacto de Estella"  y que el nacionalismo vendió como una "oportunidad para la paz", aunque eso sí, el por entonces Ministro del Interior Mayor Oreja, advertía que todo era una "Trampa".

Todo ello trae como consecuencia el acercamiento de más de un centenar de presos etarras a cárceles del País Vasco. A la inesperada victoria de José Luis Rodríguez Zapatero en las elecciones de 2004, violentadas por la matanza del 11 de Marzo en las que fueros cercadas las sedes del PP, le siguió poco tiempo después un comunicado de ETA en el que se reclamaba al nuevo presidente del Gobierno "gestos para Euskalherria tan valientes como los dados en Irak", en referencia a la decisión de Zapatero de retirar inmediatamente las tropas españolas de aquel país.

Tras casi un año en el que se celebraron multitudinarias manifestaciones, en las que las propias asociaciones de víctimas, con el respaldo del PP, habían enarbolado el Espíritu de Ermua y mostrado su oposición a cualquier diálogo y a cualquier concesión a los terroristas, ya fuese política o penitenciaria, ETA anunció un "alto el fuego permanente" que, por cierto, no incluía el cese del robo de armamento ni el de la extorsión del denominado "impuesto revolucionario".  

Han sido muchas las negociaciones, algunas veces rota, como el atentado de la T-4 en Barajas. Pero quizás lo que más sorprendente ha sido decisiones como la excarcelación de Juana Chaos, tras su teatral huelga de hambre, o cuando el Tribunal Constitucional decidió suspender la ilegalización de Bildu.

Pero tampoco debemos de olvidar la excarcelación de Bolinaga secuestrador y torturador de Ortega Lara,  escandalosamente justificada por el Gobierno de Rajoy por un falso "imperativo legal", aquello fue un mazazo para las víctimas del terrorismo, sólo superado por el que recibirían poco después, cuando el Tribunal de Estrasburgo emitió una sentencia donde se beneficiaban, donde había una excarcelación masiva de etarras. Pero la doctrina Parot también puso en la calle a violadores y asesinos en serie algunos de los cuales ya reincidieron en sus conductas criminales.  

En definitiva que 20 años después del asesinato de Miguel Ángel Blanco y del nacimiento del Espíritu de Ermua, la sociedad española vive cómodamente instalada en una paz indigna, en la que los terroristas, ciertamente, ya no matan ni secuestran, mientras la unidad nacional y el Estado de Derecho son objeto de amenazas formidables; una paz en la que los voceros de ETA tienen financiación y acrecentada representación política; una paz bajo la que siguen sin esclarecerse más de 300 asesinados de ETA y en la que  etarras en paradero sobradamente conocido por las autoridades, como Juana Chaos o Josu Ternera, siguen sin ser detenidos.

La memoria, la dignidad y la justicia  que merecen Miguel Ángel Blanco y todas las demás víctimas del terrorismo exigían y exigen, muchísimo más.

García MOLINA


domingo, 25 de junio de 2017

Comentario editorial del 25-06-17

COMENTARIO EDITORIAL

La semana. Pues como siempre de todo un poco y varios han sido los frentes informativos que van desde el incendio en Portugal hasta los casi 15 millones de euros que Ronaldo tiene que pagar al fisco. La verdad que la corrupción no solo llega a los políticos sino también a los artistas y deportistas. Lo que si hay es una cosa clara, la Pantoja blanqueó un millón de Euros y estuvo un año en la cárcel, ¿quieren que les diga cuantos años va estar Ronaldo? No lo quieren saber no, pues lo mismo que Messí que ya pagó la sanción para evitar ir a presidio. Y bueno los políticos ya no digamos blanquea el PP, blanquea el PSOE blanquea Podemos, bueno Podemos trafica con dinero negro y rojo, negro del petróleo de Irán y rojo de la sangre de Venezuela, menos Ciudadanos, de momento,  todos los partidos son corruptos.  

 

Otra de las cosas que se habló en este país ha sido las nuevas técnicas del PSOE, la verdad que el nuevo PSOE parece empeñado en lo mismo que el PSOE de las últimas dos décadas, es decir, rebajar el nivel intelectual y político de un partido que hasta entonces, podía presumir de una dirección con ciertas capacidades.

 

El currículum de Sánchez y los que le rodean no presagiaba nada bueno: no hay prácticamente ningún nombre  que tenga cierta relevancia en el mundo de la política, y aún menos que pueda presumir de una carrera profesional fuera del partido o de la cosa pública.

Sin embargo, por poco que se esperase de ellos, en sólo unos días han pulverizado a la baja todas las expectativas. El nuevo  PSOE es plurinacional, aunque nadie sepa muy bien qué coño significa eso: tan pronto  quiere una España boliviana, como  una australiana. Esta semana un día estaba a favor del  comercio internacional, más tarde estaba en  contra, y mañana no estará ni a favor ni en contra, es decir una jaula de grillos.

Lo único que parecen tener claro Sánchez y los suyos es la voluntad de colocarse a la izquierda del ultraizquierdista Podemos, con en el convencimiento de que arrebatarán a los de Iglesias el voto socialista que este le había robado previamente.

No les quepa la menor dudad de que esta estrategia de podemización  es un desastre para una España que ya tiene un espectro político volcado hacia la extrema izquierda, pero además está por ver que sea la solución a los propios problemas del PSOE: en primer lugar, porque no parece claro que los de Sánchez sean mejores que los podemitas a la hora de ofrecer a la sociedad una alternativa de comunismo bolivariano; y en segundo porque hoy, en día, los vasos comunicantes entre los partidos son mucho mayores que antes, por lo que si los socialistas se escoran excesivamente para ganar voto extremista, no hay que descartar que la sangría de voto centrista sea aún mayor. En cuarenta años de democracia, se aprende a votar sin estar ciego.

Pero sólo el tiempo y las convocatorias electorales darán la medida exacta de si la nueva/vieja dirección socialista se está equivocando o no; mientras tanto, lo que está quedando fuera de toda duda es la falta de calidad –y de sentido del ridículo - de unos personajes cuya única brújula parece ser oponerse a todo aquello que apoye el PP,  aunque eso suponga estar en contra de lo que ellos mismos defendían hace bien poco.

García MOLINA


lunes, 19 de junio de 2017

Comentario editorial del 18-06-17

COMENTARIO EDITORIAL DEL 18-06-17

La semana: Pues como siempre de todo un poco y son varias las noticias que fueron portada en los periódicos, radios y televisiones del país, comenzábamos el lunes con el triunfo de Rafael Nadal en Roland Garros, donde el tenista mallorquín logró la décima copa de los mosquetero, dando dos  exhibiciones, una  de cómo se debe de jugar al tenis y la otra de español, abrazado a su trofeo y envuelto en la bandera de España Rafael Nadal escuchaba con emoción el himno nacional, es bien triste que solo sea  en este país donde se le silba.

 

Y el martes teníamos la moción de censura, Pablo Iglesia quiere ser presidente del Gobierno de España, que de momento no lo va ser, aunque  su objetivo es seguir haciendo ruido en las redes sociales, poner en jaque al PSOE y vender a la opinión pública una imagen que Pablo Iglesias está muy lejos de dar ante la inmensa mayoría de los españoles.

 

Otra de las noticias ha sido la celebración de los cuarenta años de las primeras elecciones democráticas, después de la muerte de Franco. Por primera vez en muchos años, el pueblo español se acercaba a las urnas, sin revanchismos, tanto de un bando como del otro, querían, hicieron borrón y cuenta nueva, orientando a España por los caminos de la libertad y del progreso, que pena 27 años después de esta fecha  el Gobierno de Zapatero empezase con la memoria histórica a desenterrar lo muertos de un solo bando.

 

Otra de las noticias ha sido esta ola de calor que esta atravesando España, no cabe duda de que en el norte somos privilegiados, aunque a veces nos gustaría que no fuésemos tanto

 

También se hablo y aquí es donde me detengo,  de esa nueva subvención de 430 € mes  que la Ministra de Empleo anunciaba esta semana, para los jóvenes que ni estudian ni trabajan, siempre y cuando acepten un contrato de formación y aprendizaje.

 

La verdad que desde hace años los diferentes gobiernos, sean del color que sea, tiran de chequera con unas subvenciones, que como en este caso, apenas son una gota de agua en un océano, es decir,  La Administración gasta miles de millones de euros al año en subvenciones a nivel nacional, autonómico y local, con el consiguiente despilfarro de dinero público, ya que esta lluvia de billetes no solo incumple su cometido, sino que genera grandes incentivos perversos y un caldo de cultivo idóneo para la proliferación de numerosas corruptelas e irregularidades.

 

Las estrambóticas e insostenibles subvenciones a las energías renovables, las ayudas al carbón, el PER agrícola o las numerosas partidas presupuestarias que se distribuyen entre el mundo del cine, entidades sociales y numerosas empresas e industrias evidencian lo extendido de esta política y el elevado coste que ello supone para el contribuyente.

 

Claro ¿esto que genera?, más gasto público y por lo tanto más deuda, lo cual se traduce en una presión fiscal más elevada para el conjunto de familias y empresa.

 

Por otro lado, lejos de resolver nada, genera incentivos preocupantes, como la financiación de proyectos empresariales ruinosos, la implantación masiva de energías caras e ineficientes, con el consiguiente encarecimiento de la luz, o la trágica condena al paro y a la inactividad de miles de trabajadores. Si a ello se suma, además, que las subvenciones son un enorme caladero de corrupción, fraude y clientelismo político,  lo que hace que su justificación carezca  de defensa.

García MOLINA


lunes, 12 de junio de 2017

Comentario editorial del 11-06-17

COMENTARIO EDITORIAL

 

La semana: Pues como siempre de todo un poco y como siempre cualquiera de las noticias que fueron estrella durante los últimos siete días, podrían ser válidas para el editorial de hoy. Podíamos hablar de los atentados Islamistas, donde un español resultó muerto, incluso hay voces que hablan que fue asesinado por la policía Británica al confundirlo con un terrorista. Podíamos hablar de las mociones de censura de Podemos, que es de traca. Podíamos hablar de la caída del Banco Popular, donde se dice que los accionistas perderán sus ahorros. Podíamos hablar de la amnistía fiscal que el TC  sentenció como anticonstitucional, pero no se preocupen que no pasará nada, ni el vampiro de Montoso dimitirá. En fin que podíamos hasta hablar del robo del bombo de Manolo, aunque después apareció. Pero permítanme que me detenga en algo que solo desde la envidia, el resentimiento y un profundo odio a la sociedad civil y a la creación de riqueza propia del capitalismo puede entenderse la indecente acogida que un sector de la izquierda ha dispensado a la donación de 320 millones de Euros que la Fundación de Amancio Ortega ha destinado  a la renovación de los equipos del diagnóstico y tratamiento del cáncer en la sanidad pública. 

 

Incapaces de apreciar el enorme beneficio que obtendrán de ello los enfermos de cáncer, la muy progresista Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública ha criticado vilmente estas donaciones a hospitales públicos de diferentes comunidades del país, poniendo como excusa que debería de "contribuir al erario público de forma proporcionada a sus beneficios y en la misma proporción que el resto de los contribuyentes".

 

Vamos a ver esta gentuza, por poner un calificativo, ignora o finge ignorar que los contribuyentes españoles ya están sometidos a uno de los regímenes fiscales más progresivos de la OCDE, por lo que Amancio Ortega ya contribuye al Erario mucho más de lo que le correspondería si tuviera que pagar impuestos de forma meramente proporcional a sus rentas o beneficios. Aspirar, en cualquier caso, a un régimen fiscal todavía más voraz no es otra cosa que apelar de forma velada y demagógica a unos impuestos confiscatorios que destruirían la prosperidad nacional y, con ello, la posibilidad de financiar los servicios sociales, incluidos los sanitarios.

Decía Miguel de Unamuno que la "envidia es peor que el hambre, porque es hambre espiritual" y esta gentuza lo que tiene es envidia, a unos y a otros.Afortunadamente, una inmensa mayoría de los contribuyentes, los profesionales de la sanidad y, sobre todo, los enfermos de cáncer están sumamente  agradecidos a este benefactor social y empresario ejemplar y sienten una viva repulsión por quienes ni predican con el ejemplo ni están para dar lecciones de nada. Evidentemente a estas alturas ya nadie duda del sectarismo de estos progres. Lo  que verdaderamente sorprende es que empresarios como Amancio Ortega aún sigan creando empleo y pagando impuestos en España, que realmente,  como dijo Carlos Herrera en su programa matinal, Amancio Ortega se volvió a sentir engañado, él pensaba que  los equipos que  ha donado detectaban tumores y en realidad lo que detectan son Gilipollas.

García MOLINA


lunes, 5 de junio de 2017

Comentario editorial



COMENTARIO EDITORIAL DEL 04-06-17

La semana: Como siempre de todo un poco y como una semana da mucho, cualquiera de las noticias que han sido portada en los últimos siete días podrían ser excelentes para cualquier editorial, pero a la vista de los conflictos laborales que están vigentes y que se aproximan, permitanme detenerme en dedicar este editorial a la imperiosa necesidad de una Ley de Huelga que regule y compatibilice la posibilidad de ejercer el derecho al paro como medida de presión laboral y el no menos importante derecho al trabajo de aquellos que no compartan la necesidad o la oportunidad de secundarlo.


Digo esto porque precisamente todos estos conflictos se dan en sectores cuyas condiciones quisieran para sí muchos otros trabajadores: estibadores, taxistas o maquinistas del metro que no dejan de ser unos trabajadores privilegiados por distintas razones, desde las condiciones laborables de unos hasta los mecanismos de cierre a la competencia de otros.



Los intentos de los estibadores por mantener los privilegios que heredaron del franquismo, la violencia de algunos taxistas para que no se rompa su monopolio y las huelgas salvajes en los servicios públicos cuando más daño pueden hacer son sólo tres muestras más de cómo en la España actual se venden como derechos lo que en realidad son arbitrariedades políticas. Unas decisiones que benefician a unos pocos pero perjudican a una mayoría que no sólo paga más caros algunos productos o servicios, sino que no puede acceder a puestos de trabajo a los que tendría todo el derecho.

Unas reivindicaciones, en suma, injustas en la mayor parte de los casos pero que en no pocas ocasiones acaban teniendo éxito, precisamente, porque se aprovechan de la simpatía mediática y política que acompaña cualquier reivindicación obrera y porque la democracia española se ha negado a regular de una forma razonable un derecho que suele entrar en conflicto con otros y que, como todos, debe estar sometido al imperio de la Ley.

García MOLINA



lunes, 22 de mayo de 2017

Comentario editorial del 21-05-17


COMENTARIO EDITORIAL


La semana: pues como siempre hemos tenido de todo un poco y varias has sido las noticias que fueron portada en los medios de comunicación, de manera muy especial el debate del pasado lunes de los tres candidatos a la secretaría general del PSOE, y que hoy los socialistas deciden quien va ser. También podíamos hablar de esa moción de censura que los de Podemos presentaron esta semana, una moción que no va a ninguna parte más que intentar debilitar al Gobierno y meter más presión a los socialistas. Iglesias solo cuenta con los votos de su partido y todos los independentistas incluidos la ETA que se quedan lejos de esa mayoría que requiere el cambio de presidente. Y como bien dijo el presidente del Principado


"la moción de censura que el partido morado ha presentado en el Congreso busca más enturbiar las aguas del PSOE que desalojar al PP de la Moncloa. Y le dice al adversario a «no interferir» en la vida interna de otros partidos, menos aún con una iniciativa como esta moción, que tildó de «manzana envenenada», con Pablo Iglesias ejerciendo el papel de madrastra de Blancanieves"



En fin que cualquier de esas dos noticias podían ser ideales para nuestro editorial de hoy. Pero este domingo me vuelvo a detener en el sector de la estiba, que por fin esta semana el Gobierno logró sacar adelante, aunque lo deseable hubiese sido que esta nueva regulación se hubiese aprobado mucho antes, por fin la cordura y la responsabilidad política se impusieron en la Cámara después del fracaso del anterior decreto. Conviene recordar que la nueva regulación es consecuencia de una sentencia europea de 2014 que obliga a liberalizar el sector de la estiba y su incumplimiento conlleva una multa que ya alcanza los 23 millones de euros. El aprobar este decreto evita que a esa sanción, se le sume otra adicional de 134.000 euros diarios.


La estiba es un sector estratégico para la economía española por el impacto directo que nuestros puertos tienen en la actividad exportadora y en las mercancías. Los trabajadores de este sector han disfrutado durante años de unos privilegios anacrónicos que la UE no está dispuesta a preservar. Entre otros, el decreto aprobado esta semana dará cumplimiento al principio de libertad de contratación que exige la sentencia europea y que no estaba vigente en la estiba.

Por hacer, por poner algunos números, decir que por nuestros puertos circula el 86% de las importaciones y el 60% de las exportaciones totales; lo que afecta a más de 150.000 empleos tanto directos como indirectos, ello representa el 1,1% del PIB nacional y el 20% del transporte, es decir, de la acción de esta casta y su chanchullos dependen los empleos mencionados anteriormente, sin contar los sobrecostes en los que incurre la empresa por las presiones de estos golfos, normalmente referidas a condiciones laborales, que usted que me escucha, le resulta difícil de imaginar.

El que realizar operaciones portuarias en nuestro país sea el más caro de Europa, es por que lo costes de carga y descarga, transporte, mantenimiento, confiscación, uso o almacenamiento, no esta regulado por la empresa, sino por los trabajadores, eso conlleva que los precios que pagamos por los productos que entran por barco en nuestro país es enorme gracias en parte que las empresas tienen unas enormes nóminas que pagar a esta mafia.

Este decreto tenía que ser aprobado hace años, la mezquindad política ha hecho que lleve este retraso, que no votase a favor Podemos lo entiendo, porque Podemos lo único que quiere es desestabilizar España y convertirla en una Venezuela, lo que no entiendo es al PSOE, que fue el partido que más años gobernó es España desde que se instauró la democracia y que volverá a gobernar, que no votase a favor de este decreto de obligado cumplimiento por parte de la UE.

García MOLINA


domingo, 14 de mayo de 2017

Comentario editorial del 14-05-17

COMENTARIO EDITORIAL DEL 14-05-17


La semana: pues como siempre de todo un poco, y cualquiera de las noticias que han sido portada en los medios de comunicación serían ideales para hacer el editorial de hoy. Ahí esta la visita del Papa a Fátima. Ahí está en Cataluña, lo que ya se denominó como el "Convento de los Puyol". Ahí está la situación que está atravesando el PSOE, más roto que nunca, con Sánchez que es como una veleta. Ahí vuelve a estar el problema de la estiba, más bien diría dar solución a la mafia de la estiba. Ahí está esa noticia que abren todos los telediarios y portadas de periódicos, el virus informático que no solo secuestra los ordenadores de grandes empresas españolas, sino que a nivel mundial, los hackers vuelve a poner a prueba el mundo de la informática, unos piratas que no hay que detenerlos, hay que ponerlos a trabajar. En fin que diferentes noticias, como decía servirían para nuestro editorial.


Sin embargo me voy a detener en algo que, desde mi óptica, carece de sentido, y no es otra cosa que desenterrar a Franco y a Primo de Rivera, que no deja de ser un nuevo intento de desgastar la imagen del Gobierno, convirtiendo demagógicamente al PP en heredero de los valores que sostuvieron el franquismo durante cuarenta años. PSOE, Podemos y Ciudadanos han aprobado con sus votos una proposición no de ley para que los restos de Franco y Primo de Rivera, sean exhumados y movidos de su ubicación actual. Los de Rivera, fundador de la Falange Española, a un lugar "no preeminente" de la Basílica que se levanta en el Valle de los Caídos. Los del dictador, fuera del recinto que él mismo ordenó levantar, utilizando a prisioneros de guerra como mano de obra esclava, para celebrar el vigésimo aniversario de la victoria del bando rebelde en la Guerra Civil entre 1936 y 1939.


Resulta paradójico que sea el PSOE el que haya presentado la proposición en el Congreso. No tiene mucho sentido instar al actual Gobierno a tomar esta decisión cuando ellos no lo hicieron en los años de Gobierno. Ni siquiera durante los mandatos de Zapatero, impulsor de la Ley de Memoria Histórica, en virtud de la cual se ha redactado esta propuesta.


Es bien triste que después de más de 78 que terminó una guerra que marcó el siglo XX español y casi 42 años de la muerte del General que instauró un régimen totalitario, legitimado en su victoria militar, estos acontecimientos sigan estando en el centro de la actualidad política.

Es más, que aún sean utilizados con fines que nada tienen que ver con la restitución de los hechos históricos, tantas veces tergiversados intencionadamente por unos y otros, sino con la utilización de clichés políticos felizmente superados y que nada tienen que ver con la realidad social actual. Por suerte, ya no estamos en guerra sino en un régimen de libertades y nuestros políticos no se dividen en rojos y azules. Algunos parecen interesados en reabrir viejas heridas, poniendo en cuestión el logro que supuso la Transición y el esfuerzo que hicieron cientos de miles de españoles, obligados a olvidar su dolor, en aras a ese bien común que significó la instauración de la democracia.

García MOLINA